Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Lección 1 

¿Quién fuejesúsi 

MATERIAL AUXILIAR PARA EL MAESTRO 
El sábado enseñaré... 

Texto Clave: Mateo 16:13-15 
Enseña a tu clase a: 

1 . Saber que la vida y el ministerio de Jesús no fueron mitos, sino que él fue realmen- 
te el Mesías, el Hijo del Dios viviente. 

2. Sentir la necesidad de estar unido a Jesús, quien es un Salvador muy personal pa- 
ra todo el que cree. 

3. Hacer conocer a otros que Jesús vino a salvar de los efectos desastrosos del pe- 
cado a un mundo caído. 

Bosquejo de la Lección 

I. ¿Quién dicen los hombres que yo soy? 

La cuestión de la identidad de Jesús fue repetida a lo largo de todo su ministe- 
rio sobre la tierra. 

Los discípulos estaban familiarizados con el tema corriente en sus días acerca 
de quién era realmente Jesús. 

Jesús quería que los discípulos estuvieran seguros de quién era él, a pesar de 
lo que los demás estuvieran diciendo. 

II. ¿Un Salvador o un personaje importante de la historia? 
En los siglos XVII y XVIII se aplicaron nuevos criterios científicos al estudio de 
la Biblia. 

El pensamiento racional reemplazó el concepto bíblico de un ser divino que vi- 
no para rescatar del pecado a la humanidad. 

A Jesús ya no se lo presentaba como un Salvador, sino como un personaje 
histórico, un buen hombre/maestro que vivió hace mucho tiempo. 

III. Prevalece la fe bíblica 

A. En el siglo XX, el concepto científico de quién fue Jesús comenzó a vacilar. 

B. Hoy, el punto de vista cristiano prevalece entre muchos: sosteniendo a Jesús 
como el Salvador de un mundo pecaminoso. 

C. Nuestra fe en Jesús descansa sobre los informes de los discípulos en el Nuevo 
Testamento, quienes presenciaron los muchos milagros de Jesús y testificaron 
que él era el Mesías. 



Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



Resumen 

A lo largo de los siglos ha habido mucho debate acerca de la verdadera identidad de 
Jesús. Sin embargo, a pesar de las aplicaciones científicas a las enseñanzas bíblicas, 
todavía predomina la fe en Jesús como el Salvador del mundo. 

Ciclo natural de aprendizaje 



Paso 1 

¡Motiva! 



SOLO PARA LOS MAESTROS: Este trimestre nos concentramos en el recalo más impor- 
tante QUE EL Cielo nos envió: ¡Jesús! Nada, en la historia, es tan grande o tan impor- 
tante COMO LA Persona de Jesús, su vida y su ministerio, sus enseñanzas y sus promesas, 
ETORNO. Cada lección, en este trimestre, presenta una 

LASE PARA DESCUBRIR DE NUEVO LA MARAVILLA QUE ES JESÚS. 

Al fin de cada lección, se debiera conducir a los miembros de la clase a tener una ex- 
periencia fresca con él, que dé sustento a su vida. 



Mil preguntas nos confrontan cada día, pero ninguna es tan vital como la que Jesús 
mismo planteó: '¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?' (Mateo 16:13). 
Una respuesta veraz proporciona significado a nuestra vida en medio del caos, y define 
nuestro destino en términos de vida eterna y de compañerismo con Dios. 

Analiza con la clase dos aspectos de esta pregunta. Primero, ¿quién dice la gente hoy 
que es Jesús? Considera a los ateos, los hindúes, los musulmanes, los budistas, los 
científicos, los filósofos y otros. ¿Qué dicen acerca de Jesús? Segundo, ¿qué dices tú 
acerca de quién es Jesús? ¿De qué modo tu respuesta afecta tu vida? 




SOLO PARA LOS IVIAESTROS: ¿Quién fue Alejandro Magno? ¿Quién fue Abraham Lincoln? 
¿Quién fue Mahatma Gandhi? ¿Quién fue Martin Luther King? ¿Quién fue Carl Marx? 
Saber la respuesta correcta a estas preguntas puede producir alguna diferencia en la 
forma en que vives, o no. pero no es igual a la pregunta: ¿quién es jesús? analiza con 
tu clase la importancia de esta pregunta. 



Comentario de la Biblia 

Mateo 16:13 al 17 es básico para la comprensión de Cristo y su misión. Cuando Jesús 
hizo la pregunta: '¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?', él estaba de- 
safiando a cada generación y a cada ser humano con la necesidad de enfrentar el tema 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Conientarios_EscuelaSabatica 



honesta y directamente. Surgen tres actitudes comunes: indiferencia, admiración y 
aceptación. 



I. Indiferencia 

Nazaret es un ejemplo de indiferencia hacia Cristo, y su rechazo: '¿No es éste el hijo 
del carpintero?' (Mateo 13:55). Sí, Jesús era un carpintero, pero era más que eso. Es 
esta dimensión adicional de la naturaleza de Cristo -que Jesús es Dios en la carne- lo 
que ofende a muchos. Los de Nazaret estaban ciegos e indiferentes a Cristo por la 
misma razón que muchos hoy son indiferentes a él. Cristo aparece no como un buen 
maestro, un obrador de milagros, un difusor consumado de sabiduría, sino como al- 
guien que demanda una adhesión absoluta a él como Hijo de Dios. Esa pretensión de 
divinidad es demasiado amarga de tragar para los que están saturados de importancia 
propia. Y el yo es lo primero que Cristo nos ordena abandonar. 

Nazaret vio a Jesús como un hijo de ellos, confinado a una localidad geográfica e histó- 
rica. Pero Jesús no puede ser confinado de ese modo. Él es el Creador del mundo y el 
Señor de la historia. Y, lo que es más, siempre debemos comprenderlo como la revela- 
ción propia de Dios a una humanidad pecadora. Él es Emanuel: Dios con nosotros (IVIa- 
teo 1 :23). 

Considera: ¿Por qué la indiferencia hacia Jesús significa negación y rechazo? 



II. Admiración 

La admiración a Cristo como un gran hombre, una autoridad moral imponente, un ma- 
estro sin par, un gran profeta, ha sido el veredicto común de la historia. Los discípulos 
mismos respondieron la pregunta de Cristo refiriéndose a lo que otros decían acerca de 
él: que él era Juan el Bautista, Elias, Jeremías, o uno de los profetas (IVIateo 16:14). 
Cada uno ofrecía un reconocimiento de dignidad y autoridad. Cada uno era un símbolo 
de valor moral y espiritual contra el mal de su tiempo. Cristo es más grande que ellos. 
No obstante, ¿quién definió alguna vez la ética, o la vivió, como lo hizo Jesús? ¿Quién 
enseñó la magnificencia del amor como Jesús en la parábola del buen samaritano, o 
del hijo perdido? ¿Quién, en el drama sin fin de la historia del mundo, habló y ejempli- 
ficó un reino de gracia como él? 

Sí, Jesús es una persona sin igual. Él es digno de toda admiración. Pero esa no es la 
respuesta que Cristo espera. Él demanda una respuesta u otra: Q él es Dios o no lo es. 

Considera: ¿Por qué la admiración a Jesús -como un buen hombre, un maestro nota- 
ble, o un mártir- no es una respuesta aceptable? 



La respuesta de quién es Jesús varía. Sin embargo, por loables que sean tales res- 
puestas. Cristo no está interesado en la adoración o la adulación. Lo que otros dicen no 

Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



importa. La decisión individual no debe estar coloreada por una psicología de masas o 
la percepción de otra persona. La demanda de Jesús es personal e íntima: "¿Qué dices 
tú, como persona?" A esta pregunta específica vino la respuesta profunda de Pedro: 
"Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente". La confesión de Pedro acepta inequívoca- 
mente que Cristo es Dios, y que él es el Mesías. Esta confesión cristológica (Mateo 
1 6:1 6) no puede proceder del descubrimiento humano, y Jesús fue el primero en seña- 
larlo: "No te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos" (Mateo 
16:17, 18). 

Para conocer a Cristo debemos volvernos a la revelación de Dios. Solo los que aceptan 
su Palabra revelada y la operación del Espíritu Santo podrán decir que Cristo es 'Señor 
mío, y Dios mío' (Juan 20:28), o con Pablo: "Dios [...] bendito por los siglos" (Romanos 
9:5). Tal confesión es el resultado de no conocer acerca de Cristo, sino conocerlo a él: 
en persona, con una aceptación fiel y una obediencia leal. 

Considera: ¿Por qué el ministerio de Cristo a menudo involucra situaciones de relación 
uno a uno (Mateo 19:16-23; Lucas 18:35-42; 19:1-10; Juan 1:43-49; 3:7; 4:21-24; 5:5- 
9)? 



Paso 3 

¡Practica! 



Preguntas para reflexionar: 

1. "Nunca puede la humanidad de por sí alcanzar un conocimiento de lo divino" {El 
Deseado de todas las gentes, p. 380). ¿Por qué? 

2. ¿Cuál fue el motivo de Satanás en cada una de las tres tentaciones que él usó 
contra Cristo (Mateo 4:1-11)? ¿Porqué fue necesario que Cristo nunca tuviera du- 
das de su calidad de Hijo de Dios? ¿Por qué es necesario que nosotros lo acepte- 
mos como la autorrevelación de Dios? 

Preguntas de aplicación: 

1. "Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros" (Mateo 
1 :23). ¿Qué significa Cristo como "Emanuel" en tu vida, en diversos aspectos: 
mental, físico, social, comunitario, y espiritual? 

2. Cada religión tiene un mensaje básico que viene desde una persona importante: el 
judaismo, de Moisés; el Islam, de Mahoma, el budismo, de Buda; el hinduismo, de 
Krishna. Pero, en el cristianismo, no es meramente el mensaje de Jesús lo impor- 
tante, sino Jesús mismo. Comienza con él, y luego examina lo que él dijo e hizo. 
¿Por qué la persona de Jesús es tan importante? 



Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 



SOLO PARA LOS MAESTROS: Esta semana aprendimos que Jesús es más que un gran hom- 
bre: ES UN MARAVILLOSO MAESTRO Y UN PROFUNDO PROFETA. ÉL ES EL Hl|0 DE DiOS. ANIMA A 
TU CLASE A COMPARTIR LO QUE ELLOS PUEDEN HACER CON ESTA GRAN VERDAD. 

Preguntas de aplicación: 

1 . Jesús es el Hijo de Dios y a menudo habló de Dios como su Padre. Jesús también 
nos enseñó a dirigirnos a Dios como nuestro Padre. ¿Hay alguna diferencia entre 
su afirmación y nuestra oración? Si la hay, ¿de qué modo esa diferencia afecta 
nuestra relación con la Trinidad? 

2. Como Hijo, Cristo vino para revelar al Padre (Juan 14:9), para glorificarlo (Juan 
14:13) y para hacer las obras de Dios (Juan 4:34; 10:32). ¿De qué modo el ser 
hijos de Dios impacta nuestra vida práctica? 



Recursos Escuela Sabática 
http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarlos_EscuelaSabatica